La sociedad de la nieve: Conmovedora y cruda película 2024

la sociedad de la nieve

La sociedad de la nieve es una de las primeras películas de este año 2024, la cual, en estos pocos días, ya ha logrado llamar la atención de muchos, y causar una que otra polémica, por su historia basada en hechos reales. 

Se trata de la historia de los sobrevivientes de un trágico accidente de avión en la cordillera de los Andes, un lugar repleto de nieve en todo momento, en el que ni uno solo de los helicópteros de rescate fue capaz de encontrarlos. 

Esta es una de las películas más crudas que hemos visto en años, por la manera en la que se apega tanto a los hechos reales, mientras muestra todas las acciones que tuvieron que realizar los sobrevivientes para salir de allí con vida. 

La historia real

La sociedad de la nieve relata los hechos ocurridos el 13 de octubre de 1972, cuando un avión se estrelló en la cordillera de los Andes, con 40 pasajeros y 5 tripulantes. La mayoría de estas personas no logró sobrevivir y, quienes sí consiguieron mantenerse con vida, tuvieron que soportar las condiciones extremas de temperaturas de menos de -30°C, con apenas comida, y casi ninguna probabilidad de que los rescaten, por 72 días. 

Los 16 sobrevivientes de 45 hablaron con la prensa en aquel momento, comentando desde sus propios puntos de vista todo lo ocurrido en aquel lugar. Estas entrevistas fueron recopiladas en dos libros, el primero “Viven”, que fue publicado un año después, y el segundo “La sociedad de la nieve”, que se publicó 40 años después. 

Las dos adaptaciones

Existen dos adaptaciones cinematográficas sobre este accidente de avión, la primera fue una adaptación del libro “Viven”, mientras que la segunda, que se estrenó este año, es del libro del mismo nombre, “La sociedad de la nieve”. 

En la primera adaptación podemos ver una típica historia de superación al estilo de Hollywood, con escenas que hacen la película mucho más amena, e incluso divertida en algunos momentos, aunque no es menos cruda por ello. Por el contrario, la nueva adaptación, “La sociedad de la nieve”, se centra por completo en los hechos, tal y como ocurrieron según los relatos de los sobrevivientes, que estuvieron en contacto con el director y los actores. 

Si bien también podemos ver momentos de armonía y tranquilidad, en ningún momento se deja de mostrar como lo que realmente es, un intento de distraerse de la realidad. Estos mismos momentos sirven para marcar aún más la situación en la que están, al ver cómo buscan, casi de forma desesperada, la manera de encontrar un poco de normalidad en una situación sumamente terrible. 

la sociedad de la nieve

Los puntos fuertes de “La sociedad de la nieve”

La nueva adaptación de “La sociedad de la nieve” es el tipo de película que se recomienda ampliamente, ya sea que seas un fan de este tipo de películas o no. Esto se debe a que han logrado hacer una película que resalta en todos sus aspectos, tanto en historia, como en las partes técnicas de la misma. 

En este post no haré un resumen completo de la película, pero voy a mencionar las partes más importantes de la misma.

La división en tres partes

Para empezar, “La sociedad de la nieve” está claramente dividida en tres partes. La primera es cuando nos presenta a las personas, todos los pasajeros del avión, que destacan desde el inicio por pertenecer, en su mayor parte, a un mismo equipo. Este es un vuelo en el que la mayoría son los integrantes de un grupo de deportistas, junto a familiares y amigos, con algunos pocos desconocidos. 

En esta parte de la historia todo está lleno de color, con personas emocionadas por su próximo viaje juntos. 

La segunda parte es en la que más resalta la muerte, y la manera en la que todos responden ante estas muertes y la posibilidad de terminar de la misma manera. El miedo y la desesperación son claros, los sobrevivientes solo pueden pensar en maneras para mantenerse con vida, intentando no perder la esperanza. 

Finalmente, en la última parte, tenemos a un grupo de personas que se aferran por completo a la fe, apoyándose los unos en los otros, cooperando al máximo, para poder volver a casa.

La cooperación

Lo que más hace resaltar a “La sociedad de la nieve” por encima de las demás películas de este estilo, con un grupo de sobrevivientes en condiciones extremas, es la manera en la que todos cooperan. 

En gran parte por tratarse de un grupo de personas que, en su mayoría, se conocen, y han trabajado como equipo con anterioridad, los sobrevivientes no tardaron en organizarse y repartir equitativamente la comida hasta el último bocado. Apenas hay alguna que otra discusión sobre esto, pese a la cantidad tan pequeña de comida que hay. 

Esto no hace más que reforzarse durante toda la película, en la que vemos cómo los roles de cada uno se deciden con cierta rapidez, y todos se centran tanto en la supervivencia que no se les suele ver pelear. 

Usualmente, las películas de este estilo suelen ir más por la manera en la que alguno se aprovecha de los demás para sobrevivir, o como la locura los consume hasta volverse todos contra todos en algún punto. Esto no solo no ocurre en “La sociedad de la nieve”, sino que la idea parece bastante lejana para esas personas.

El dilema de la comida

Uno de los puntos más fuertes, en cuanto a la crudeza de las escenas, son las referentes al tema de la comida, una vez que solo quedan cadáveres. Al ser una zona sin ningún tipo de fauna o flora, comerse los unos a los otros se torna la única alternativa, pero, incluso en este caso, las cosas ocurren de manera mucho más “civilizada”. 

Al principio casi todos se niegan por completo a comer los cuerpos, al punto de pasar días sin comer nada. Incluso cuando se termina por volver inevitable, hacen todo lo posible por no perder su “humanidad”. 

Dos personas se ofrecen como voluntarios para cortar los cuerpos de tal manera que ninguno de los otros sobrevivientes pueda saber a quién se están comiendo, lo que ayuda a deshumanizar la carne, y comerla con menor remordimiento y resolución. Aun así, muchos se siguen negando a comer. 

No es sino hasta que consiguen hacer funcionar una radio, y descubren que la búsqueda terminó, que todos los demás aceptan comenzar a comer. Para este momento, ya la mayoría de ellos han dado su permiso de que los demás usen sus cuerpos como comida si llegan a fallecer, así como el cuerpo de sus parientes, para eliminar la carga de pensar que están abusando del cuerpo de los demás. 

Las pertenencias de quienes abordaron el avión

Para finalizar, otro punto a destacar, y que cierra muy bien toda esta historia, es ver cómo uno de los sobrevivientes se niega a abordar el helicóptero de rescate a menos de que le permitan subir con una maleta llena de cosas de cada uno de los pasajeros del avión. Esta es su manera de honrar a todos los que fallecieron, así como a todos los que ayudaron a que los 16 sobrevivientes pudieran mantenerse con vida durante esos 72 días. 

Con esto, se puede ver cómo, incluso después de tantas muertes, incluso después de tener que usar los cuerpos de los demás como alimento, los sobrevivientes siguen honrando su recuerdo, a la vez que muestran su agradecimiento porque, sin ellos, no habrían podido volver a casa.